Tenia carbon de ucrania

La adicción al trabajo es una fuerte adicción mental. Muestra una necesidad constante de crear nuestros deberes, en los que se descuida a la familia, los amigos, el descanso y el sueño. Por supuesto, la cosa es segura desde todos los puntos de la vida humana. Es por eso que la adicción al trabajo es una adicción que no consiste en la vergüenza. ¿Pero cómo los reconoce uno al lado del otro?

La adicción al trabajo se define por la gran necesidad del trabajo diario. Los pacientes tratan cada momento libre como un tiempo muerto. Luego hay molestias y mal humor. A menudo permanecen en las oficinas en el hogar después de horas y los liberan de los días libres y días festivos. Es por esto que descuidan a su familia y hombres y no tienen ningún entretenimiento, no desarrollan sus pasiones e intereses. Muy a menudo se acompaña de dolores de cabeza crónicos, náuseas, fatiga y hechos con la colección y el sueño.

Para facilitar el tratamiento, vale la pena encontrar los conceptos básicos de este punto. Generalmente dependientes son los perfeccionistas típicos. Tienen ambiciones serias y dependen de hacer todo perfectamente, muy duro, sin ningún inconveniente. Muchas mujeres también creen que la adicción al trabajo puede asociarse con la experiencia de una falta de valor. Los adictos a menudo pueden crear problemas materiales en las historias, por eso quieren usar nuestro libro para aumentar sus ingresos.

La adicción al trabajo, como cualquier adicción psicológica, tiene sus propios efectos negativos. Paradójicamente, lo mismo es una disminución en la eficiencia y la productividad. Los adictos al trabajo están cansados ​​del desempeño continuo de los deberes, porque no se dan cuenta de que realmente están perdiendo mucho tiempo, por ejemplo, cuidando su posición y pensando en todo. El peor efecto secundario es perder el control de nuestro apartamento, por lo que los adictos deben ir a una buena psicoterapia.