Estallido de risa

La explosión es la liberación rápida de cantidades considerables de energía. Este fenómeno implica muchas amenazas. Las explosiones suelen ir acompañadas de un aumento repentino de la temperatura y la presión, emisión de radiación (por ejemplo, en forma de rayo o un pulso de luz de una explosión nuclear u ondas acústicas (lo más frecuente es un juego o un golpe característico de un disparo. Hay una razón por la cual este fenómeno incontrolable llena de miedo a las personas.

¿Qué áreas son potencialmente explosivas? La mayoría de las veces van a superficies donde la atmósfera en caso de una amenaza potencial puede causar una explosión. La atmósfera explosiva se entiende como una mezcla especial de sustancias inflamables, que dan en la situación de gases, vapores o nieblas, es decir, mezclas con aire en condiciones atmosféricas en las que las temperaturas son demasiado altas. Vale la pena saber que en atmósferas explosivas, solo chispas o un arco eléctrico pueden causar una explosión.

Las áreas con mayor riesgo de inicio son m.im. fábricas químicas, refinerías, estaciones de servicio, plantas de energía, fábricas de pinturas, talleres de pintura, estaciones de servicio, así como vehículos, plantas de tratamiento de aguas residuales, aeropuertos, fábricas de cereales o astilleros. La ignición en los lugares anteriores conduciría a explosiones, cuyos efectos serían enormes. Ciertamente causarían grandes pérdidas materiales y también pondrían en peligro una buena vida.

Para evitar el daño mencionado anteriormente, no se debe subestimar la acción preventiva de la protección contra explosiones. Se han creado leyes, información y normas especiales en el poder de los países para reducir el riesgo de explosión y eliminar posibles daños. Debe instalarse un sistema en habitaciones donde exista riesgo de explosión, lo que garantizará la seguridad de los residentes que viven en ellas.